dilluns, 25 d’abril de 2011

Retazos de arte de Madrid

Seguramente Madrid es la ciudad que más veces he visitado. Para mi es una ciudad iniciática. Mi primer viaje familiar cuando era niña. Mi primer viaje con los amigos. Mi primer viaje sola. Tengo la sensación que Madrid me prepara para el resto, como si fuera siempre mi punto de partida.

En este viaje me acompañan Dalí y Miró. No sé exactamente por qué. No tenía ninguna lectura importante en el momento de empezar el viaje y los secretos de Dalí y las respuestas de Miró son buena compañía hecha fragmento, a punto de ser recuperada en cualquier momento.

Más allá de callejear, de las charlas, de las cañas y los cafés (ya obligados en estos viajes), recupero algunos de los instantes que comparto en solitario con la ciudad. Cojo el metro temprano, en lunes por la mañana, con ganas de observar y de vivir en el entorno de la ciudad en su rutina diaria. Rostros silenciosos y con el sueño pegado en los ojos. Al rato las palabras de Miró se hacen presentes. En sus conversaciones con Georges Raillard, hablan del franquismo. Justo en los días que esperan el anuncio de la muerte del Caudillo, recuperan en sus charlas la Guerra Civil y su participación en el Pavellón de la República el 1937, en París, con el cartel Aidez l'Espagne. Un par de horas más tarde, después de la ya tradicional visita a la Cuesta de Moyano y de cruzar la Puerta del Ángel Caído, paseo por las salas del Museo Reina Sofia, y me encuentro ante el cartel... las palabras resuenan en la cabeza: "En la lucha actual, veo las fuerzas caducas del lado fascista,; y del otro lado, al pueblo, cuyos inmensos recursos creadores han de dar a España un impulso que asombrará al mundo.", firma Miró.







Fascinación, una vez más, ante el Guernica.

Un padre dice a su hija, Viene gente de "tol" mundo a ver este cuadro. Picasso pintó la tragedia del bombardeo.

La adolescente no hace demasiado caso a su padre. Tampoco a la pintura.




Dora Maar plasmó la evolución de la obra a través de sus fotografías. Es genial ser consciente del proceso creativo.

Ayer alguien terminaba un puzzle de la gran pintura. Al mismo tiempo un reportaje en televisión mostraba el momento del traslado de la pieza hasta su actual ubicación.

Todo está lleno de reminiscencias artísticas conectadas! Todos los viajes pueden tener sus dosis más o menos literales de arte.


______________________



Estampa Surrealista.



Paseando por las salas dedicadas al surrealismo unas mujeres hablan, chillan, sobre el hecho de planchar o no las cortinas. Se vacía una sala perfectamente cuadrada a excepción de una chica, justo en el centro, que escribe de pie. Tambien hay un vigilante sentado que parece haberse fundido con las pinturas colgadas en las paredes, casi inexistente. Observa cómo entran dos chicas que salen al instante sin mirar nada. Las palabras de las mujeres se desvanecen en la lejanía. La chica que escribe empieza a andar hacia la salida, sin dejar de escribir.